nombre Clifton Bridgefecha de construcción 1864 (Siglo XIX) personas involucradas en diseño y construcción Isambard Kingdom Brunel, William Henry Barlow ubicación Río Avon, Bristol, Inglaterra, Reino Unido tipología Puente Colgante, Puente de Cadenas estado En uso

La idea de construir un puente sobre la garganta de Clifton tiene origen en 1754, cuando un comerciante de vinos de Bristol llamado William Vick dejó una herencia de mil lobras para construir un puente de piedra en dicha ubicación, con la indicación de que el proyecto debería iniciarse cuando el interés acumulado se hubiera multiplicado por diez. El dinero existente en 1829, ocho mil libras, no eran suficientes para realizar una construcción en piedra, y por ello el Parlamento aprobó un decreto para levantar en un sulgar un puente colgante de hierro forjado de peaje.

El jurado compuesto para seleccionar el proyecto ganador estaba presidido por el gran ingeniero de la época, Thomas Telford, quien no tuvo empacho en sleccionar un diseño propio, con un vano más corto que el que vemos, y con unas pilas góticas que se cimentaban en el fondo de la garganta. La decisión de Telford no satisfizo a los promotores del concurso, y se celebró uno nuevo. Brunel, que tenía entonces 24 años, fue designado como ganador. Brunel propuso cuatro diseños para el puente, todos ellos más largos que el puente de Menai de Telford, por entonces el vano más largo de la isla. El diseño elegido fue el de menor vano.

Las obras comenzaron en 1831, pero pronto fueron interrumpidas debido a diversos disturbios en la ciudad. Los trabajos se reanudaron cinco años después, y al poco de comenzar fue evidente que los fondos no iban a ser suficientes. En 1843 sólo se habían construido las torres, pero no estaban terminadas de todo cuando el dinero se agotó. Se abandonó el proyecto y en 185, el herraje fue vendido y utilizado para construir el puente Royal Albert, también de Brunel, sobre el Tamar.

En 1859, tras la muerte de Brunel a los 53 años de edad, sus compañeros de la Institution of Civil Engineers, con el ingeniero William Henry Barlow al frente, formaron una compañía para completar el proyecto, logrando rematar el proyecto en 1864. Entre otros elementos, fueron reaprovechadas cuatro cadenas del puente de Hungerford de Londres, asimismo concebido por Brunel, que había sido desmontado.

El vano principal del puente es de 214 m, con una longitud total de 414 m y una anchura de 9,5 m. El gálibo sobre la garganta es de 76 m.

referencias y créditos

• Locke, Tim; Locke, Anne, Puentes del mundo. Una historia ilustrada, Tika, Madrid, 2006.

• Fotografías de Pedro Plasencia.

street view y google maps

galería de fotos


Pedro es Ingeniero de Caminos, Doctor y Máster en Urbanismo.
PEDRO PLASENCIA ha escrito 252 entradas en Puentemania