nombre Ponte Hercilio Luz, Ponte de Florianópolis fecha de construcción 1920-1926 (Siglo XX) personas involucradas en diseño y construcción David B. Steinman, Holton D. Robinsonubicación Océano Atlántico, Florianópolis, Santa Catarina, Brasil tipología Puente Colgante estado En uso

El puente de Florianópolis se dispone sobre las aguas del Océano Atlántico llevando carretera, ferrocarril y acueducto desde el Brasil continental hasta la isla en que se ubica la ciudad de Florianópolis. Su vano principal tiene 339,5 m de luz, y su interés radica en la aplicación por primera vez de una viga de rigidez y del empleo del acero de alta resistencia tratado por calor. Además, sus torres son oscilantes, y por ello tienen liberado un movimiento en su propia base.

La historia de su construcción está plagada de anécdotas y curiosidades. El ingeniero autor del proyecto, Steinman, habla de “seis años de aventura y romance en el proyecto y construcción del puente -una dramática sucesión de visión, esperanzas, decepciones, oportunidades aprovechadas y de perfección alcanzada-. El puente era el ambicioso sueño de la vida de un gobernador de una remota región brasileña. Sobrepasados todos los obstáculos y lanzado ya, finalmente, el proyecto, le alcanzó la muerte, sin poder ver realizado su sueño”.

El diseño del puente presenta una serie de ventajas. En primer lugar, la mitad central de cordón superior de la celosía de rigidez se ahorra utilizando al propio cable para ello, y de ese modo, a uno de los elementos principales se le hace cargar con el trabajo de dos. estos elementos tienen tensiones opuestas, y el resultado de la combinación es una compensación de tensiones, que revierte en una sección más eficaz. Además, el perfil de la celosía es variable, y tiene un mayor canto en los cuartos de luz, que es donde el momento flector alcanza un valor más alto.

En lo referente al empleo del nuevo material estructural, las barras de ojal de acero de alta resistencia tratado con calor, podía alcanzar tensiones de trabajo de hasta 3.500 kilos por centímetro cuadrado, gracias a la adición de carbono al acero estructural ordinario. Si bien en la actualidad este acero es habitual, debe pensarse en que el puente fue construido entre 1920 y 1926. Hay que destacar que se empleó un innovador sistema de montaje de las cadenas, y que se lograron disponer de un extremo a otro en apenas dos meses, sin perder una sola vida humana.

En cuanto a las torres oscilantes, supone un avance con respecto a los puentes colgantes previos. Las primeras torres flexibles se emplearon en el puente de Manhattan, y posteriormente en los de Rondout, Bear Mountain y Filadelfia, pero las torres oscilantes van un paso más allá, y se logra que no haya esfuerzos de flexión debidos al movimiento de la estructura en la cimentación. Según cálculos del proyectista, el ahorro por emplear estos apoyos fue de un 20%.

El puente se inauguró el 13 de mayo de 1926. La longitud total es de 819,471 m, con 259 m de viaducto en el lado insular, 339,471 m de vano central y 221 m de viaducto en el continente. La estructura superior, de acero, tiene un peso aproximado de 5.000 toneladas, y en la construcción de los cimientos y pilares se emplaron 14.250 m³ de hormigón. La altura de las torres es de 75 m, y el vano central presenta un gálibo de 43 m.

En 1982 fue cerrado, y los trabajos de reparación se prolongaron hasta 1997. En la actualidad, está protegido como Patrimonio Histórico-artístico de la ciudad.

referencias y créditos

• Steinman, David B. y Watson, Sara Ruth, Puentes y sus constructores. Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Madrid, 2001.

• Fotografías enviadas por Saúl González.

street view y google maps

galería de fotos


Pedro es Ingeniero de Caminos, Doctor y Máster en Urbanismo.
PEDRO PLASENCIA ha escrito 251 entradas en Puentemania