nombre Ponte Sant Angelo, Pons Aelius, Pons Sancti Petri fecha de construcción 134-139 (Siglo II) personas involucradas en diseño y construcciónubicación Río Tíber, Roma, Italia tipología Puente de Arcos estado En uso

 El Puente Sant Angelo, levantado con el nombre de Pons Aelius en honor al emperador Adriano, daba continuidad al centro de la ciudad sobre el Tíber en las inmediaciones del mausoleo del emperador, hoy reconvertido en el Castillo de Sant’Angelo. Se encuentra cubierto de mármol travertino y cruza sobre el río Tíber con cinco arcadas, con una longitud de 135 m. Enlaza los barrios (o riones) de Ponte con el de Borgo, en la capital de Italia. Se trata de uno de los puentes más antiguos y bellos de Roma, por su particular situación, en las inmediaciones del Vaticano, y cerca del mismo el Tíber traza una serie de curvas que proporcionan unas vistas cambiantes y sugestivas de su entorno. Las estatuas posteriores, muchas de ellas de Bernini, han sido ejemplo y modelo de inspiración para la decoración de puentes urbanos posteriores, como el Puente de Carlos en Praga.

En tiempos pasados, los peregrinos utilizaban este puente para llegar a la Basílica de San Pedro, por lo que era también conocido como Puente de San Pedro (Pons Sancti Petri), pero sería con el gobierno del Papa Gregorio cuando tanto el castillo como el puente adoptaron el Sant Angelo. Según parece, un ángel se apareció en el tejado del castillo para anunciar el final de una plaga que entonces asolaba la ciudad romana. Además, durante el año jubileo de 1450, la balaustrada del puente cedió debido a la gran multitud de peregrinos que esperaban turno para acceder a la Basílica de San Pedro, muriendo muchos de ellos al caer al río. Como consecuencia, muchas de las casas que existían a la entrada del río, así como un arco de triunfo romano fueron derruidos para ampliar el paso de los peregrinos. 

En el año 1535, el Papa Clemente VII destinó los ingresos del peaje que había que pagar para cruzar el puente para erigir las estatuas de los apóstoles San Pedro y San Pablo a la entrada del puente, a los que se añadieron más tarde estatuas que representaban a los cuatro evangelistas y a los patriarcas de la iglesia, Adán, Noé, Abrahám y Moisés.  En 1669, el Papa Clemente IX encomendó el reemplazo de los antiguos ángeles de estuco de Raffaello da Montelupo, encargados por su antecesor, el Papa Pablo III. Bernini, en la que fue su primera experiencia programática al aire libre, concibió la construcción de diez ángeles que sostenían los instrumentos de la Pasión. Él en persona acabó los dos originales de los ángeles que sostienen la inscripción INRI y la Corona de Espinas, pero ambas fueron requisadas por Clemente IX para su colección particular. Hoy se encuentran en la iglesia de Sant’Andrea delle Fratte, también en Roma. 

Las figuras de los ángeles están realizadas con un canon adelgazado, siendo las cabezas relativamente pequeñas. Los pliegues encorsetan la anatomía, ocultándola, buscando la emotividad y la emoción religiosa. Estos tienen un sentido de la expresividad crispada. 

Los ángeles de Bernini son:

1.      Ángel con la columna (Antonio Beams, inscripción “Tronus meus in columna”).

2.      Ángel con las fustas (Lazzaro Morelli, inscripción “In flagella paratus sum”).

3.      Ángel con la Corona de Espinas (Bernini y San Pablo, hoy en la iglesia de Sant’Andrea delle Fratte. Copia en el puente de Paul Naldini (inscripción “In aerumna mea dum configitur spina”).

4.      Ángel con el sudario (Velo de la Verónica) (Cosimo Fancelli, “Respice faciem Christi tui”) 

5.      Angel con el sudario y los dados (Pablo Naldini, inscripción “Super vestimentum meum miserunt sortem”).

6.      Ángel con los clavos (Girolamo Lucenti, inscripción “Aspicient ad me quem confixerunt”).

7.      Ángel con la cruz (Ercole Ferrata, inscripción “Cuius principatus super humerum eius”).

8.      Ángel con la inscripción (Copia de Giulio Cartari (inscripción “Regnavit a ligno deus”).

9.      Ángel con la esponja (Antonio Giorgetti, inscripción “Potaverunt me aceto”).

10.   Ángel con la Lanza (Domenico Guides, inscripción “Vulnerasti cor meum”).

De las estatuas anteriores a la intervención de Bernini únicamente perduran los dos apóstoles, San Pedro y San Pablo. Hoy, el puente es exclusivamente peatonal. Ha sido utilizado en diferentes películas, como Vacaciones en Roma (Roman Holiday, William Wyler, 1953), y la adaptación reciente de la novela de Dan Brown, Ángeles y Demonios, que asimismo menciona este puente varias veces. También ha aparecido en la película homónima de Ron Howard (Angels & Demonds, 2009)

referencias y créditos

• www.minube.com/rincon/puente-sant-angelo-a5396

• www.telecable.es/personales/angel1/escbar/bernini/angelo.htm

• Fotografías de José María Domínguez.

street view y google maps

galería de fotos


Pedro es Ingeniero de Caminos, Doctor y Máster en Urbanismo.
PEDRO PLASENCIA ha escrito 251 entradas en Puentemania